La escasez tiene sus placeres

La escasez tiene sus placeres. Y quien no lo sepa se ha perdido una experiencia aleccionadora protagonizada por pequeños deleites de emoción, diminutos instantes de dicha. Nos hemos acostumbrado a tener de todo, a tener mucho y garantizado. Y quizás esa abundancia que afortunadamente hemos vivido nos ha restado el gusto que radica en la carencia compartida.

 

Ese sándwich cortado a mitad, ese trago dividido, ese vestido prestado, ese libro compartido, ese pote para comprar gasolina, ese junte de dólares para pagar….

 

Lo que pasa es que vemos lo contrario, la falta, la insuficiencia, la necesidad, y no realizamos que es en esos momentos cuando se reafirma una complicidad que agranda los sabores, las sensaciones, lo que sentimos y más aún, lo que somos.

 

Recuerdo mis días de periodista novata en un periódico sanjuanero en el que recién graduados todos actuábamos como una guerrilla en pos de la noticia. Rompiendo noche compartíamos lo que tuviéramos a la mano, un café, una cerveza, un plato de comida y con tal pasión que nadie se quedaba con hambre, con sed o sin compañía.

 

Años después, de visita en Brasil, un niño se acercó a la mesa en la que disfrutábamos de una espléndida feijoada. Se hizo entender para decirnos que le reserváramos las sobras de nuestra comida. Las sobras, imagínense. Mi marido le ordenó de inmediato dos raciones grandes de comida para llevar y ante nuestro asombro, el niño no las quiso en el empaque que dio el restaurante, sino que pidió que se las echaran en una lata grande que llevaba abrazada.

 

Luego de darnos las gracias aquel niño cruzó la calle para encontrarse con cuatro niñitos más que saltaron detrás de unos árboles y se colocaron a su alrededor para juntos meter las manitas en la lata y comer. Nosotros, que ya teníamos el corazón apretado, nos quedamos petrificados con aquella escena que, lejos de ser triste, estaba bordada de ua inmensa alegría.

 

Así es, la escasez tiene sus placeres, y quien lo tiene todo no lo entiende.

 

UKA GREEN / COPYRIGHT 2011

2 comentarios en “La escasez tiene sus placeres

  1. asi mismo es, hay que pasar de todo para saber lo que verdaderamente llena nuestro espiritu. la escasez unque no es muy bonita, pero une a la familia o al grupo que la este pasando. esto por que por que se piensa en cada uno se unen y luchan unidos por sobrellevarla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s