Me quedo con Statham, fuera Seagal

Soy fan de las películas de acción y no hay una de super héroes que no haya visto. Se los juro. Sospecho que debo ser la única fanática isleña de Jason Statham, un actor británico calvito y menudito él, que se ha arrastrado peleando en varias películas, una de ellas tipo secuela titulada The Transporter, en la que no importa lo estrasija’o que acabe por luchar contra los malos, abre el baúl de su negro e impecable Audi y saca una camisa blanquísima y planchadísima que se engancha quedando como nuevo. Claro, en el gesto se quita la que tiene y muestra ese tórax de six pack.

Pero bueno, que no les voy a hablar de Jason Statham sino de Steven Seagal, un actor estadounidense hoy entrado en la tercera edad (no sé dónde termina la segunda y comienza la tercera) que copó la industria de las películas de acción y artes marciales para allá en los 80’s y en adelante. Aunque nunca me gustó por tieso y boquitrinco, encontré un par de películas en Netflix – Absolution y The Goodman – y las vi.

Una tiene un año y la otra dos, o sea, que la imagen de Seagal es bastante reciente. Todavía tieso y todavía boquitrinco apareció en la pantalla con sus sesenta y tantos, robusto y engominado hasta decir basta. En ambas llevaba chaquetones de cuello chino, rígidos y estirados en los que pude adivinar aquellas hombreras anchetas que se usaban en la época. Lucía estirado, tenso, tan inamovible como esos señores que pasan años en la misma silla del gobierno. Menos mal que pudo dar un par de puños y patadas.

Quedé perpleja con el pelo. Muerta y boquiabierta. Este señor en su momento tuvo una maranta bastante decente, lacia y en capas. Fotos después aparecía en la prensa con menos pelos, casi calvete, nada sorprendente en los varones que van echándole años al cuerpo. Vamos, que de los diez pelos que tendría de joven ahora le quedarían unos tres…o cuatro, da igual. Pero ahora no. De repente un close up lo trajo a la pantalla de mi iPad con una siembra de pelo impresionante, cundía, formando una W en la sien. Punto y aparte el color blue black que se asemeja a la tinta de mi impresora cuando está fresquita, acabada de instalar.  Llevaba el pelo atado en ratito y no sé si por lo apretado de la gomita los ojos se le ven rasgados, como los chinos. 

No, no era la imagen requerida para el papel. Lo comprobé porque en la siguiente película apareció igual, sembrado, negrísimo, enchaquetado, trinquísimo y chino. Salamaya!

No hay nada peor que un hombre que se resiste a los años. Los que van con el flow de la edad se ven guapísimos, peliblancos o salpimentados, con arrugas adornando el rostro que una vez fue lozano y con el cuerpo machacado por una vejez sensacional. Pero los que se resisten, los que van en pie de lucha, combatientes del tiempo y quieren mantenerse en formol son un completo desastre.  Fó. A diferencia de nosotras a ellos el pelo pintado se les ve como manchado, la trincoletería no les permite casi andar y el estiramiento les da una nueva nacionalidad que oscila entre la filipina, la japonesa y la china. Carajo.

Me dio pena verle tan feo. La curiosidad me llevó a leer sobre su vida y encontré que el muy sinverguenza ha sido acusado en varias ocasiones por acoso sexual con empleadas de su compañía y mujeres de producción de sus películas. Aún así se ha casado un fracatán de veces y tiene otro fracatán de hijos/as que seguramente – porque ellos no tienen la culpa – deben encontrarle digno y bello, bello y digno.

Hasta ahí me duró la pena. Es más, ahora entiendo por qué el chubasco de pintura blue black no se le asienta en el sembradío de pelo, por qué la boca se le ha quedado pesada y sin movimiento y por qué tiene que esconder las libras de más bajo esas chaquetas ridículas que deben esconder la rechonchez del cuerpo. Así es como deben terminar todos los que con el mínimo pensamiento hayan lacerado y ofendido. Así no más.

Me quedo con Statham. Al carajo Seagal.

UKA GREEN / COPYRIGHT 2016

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s